Flor de CBD, Aceite de CBD

¿Cómo curar las quemaduras solares con CBD?

En épocas de primavera y verano las prácticas al aire libre cada vez apetecen más, pero ¡cuidado! Después de tantos meses sin que el sol toque tu piel es imprescindible una buena protección para no sufrir daños por quemaduras solares.

Aún así, si estuviste demasiado tiempo expuesto al sol y tu piel lamentablemente se quemó, este es el ingrediente natural que controlará la situación y acelerará el proceso de curación: el CBD. Aquí la explicación de por qué tratar las quemaduras solares con CBD.

Curar las quemaduras solares con CBD

¿Qué son las quemaduras solares?

Las quemaduras por exposición al sol son la reacción de la piel a la incidencia de los rayos ultravioleta, concretamente a los UVB. Como respuesta, se produce el enrojecimiento e inflamación de la zona afectada, una lesión que no parece grave, pero que puede dejar secuelas a largo plazo.

Las quemaduras por el sol provocan el envejecimiento prematuro de la piel y encima acentúan la propensión a padecer cáncer de la piel, una enfermedad muy extendida y que desgraciadamente sigue en aumento. Antes de que lleguen los lamentos cuida tu piel de la exposición al sol y evita posibles enfermedades en el futuro.

¿Por qué nos quema el sol?

La piel contiene melanina, un pigmento natural que mide la capacidad del cuerpo para tolerar la radiación solar. Si por genética nuestro cuerpo no tiene suficiente melanina, la piel no resiste la incidencia de los rayos y horas después de la exposición al sol, nos quemamos. Por esa razón, las personas de piel y ojos claros son más propensas a las quemaduras solares que las de piel oscura.

Para evitar un problema mayor, es de vital importancia prevenir las quemaduras solares con un filtro solar adecuado e intentar no exponernos en las horas de mayor incidencia. Se puede disfrutar del tiempo cálido y de la brisa del exterior, pero siempre con cabeza.

¿Qué hacer si me quemo con el sol?

Si ya es demasiado tarde y tu piel está dolorida e inflamada a causa de las quemaduras solares, toma las siguientes medidas para acelerar el proceso de curación y aliviar los síntomas:

  • Coloca compresas frías sobre la quemadura. No frotes ni coloques hielo directamente sobre la piel, podrías empeorar su estado.
  • Aplica una loción emoliente de cáñamo con CBD para conseguir la máxima hidratación. Su efecto calmante y antiinflamatorio permitirá aliviar y reducir la inflamación de la piel.
  • No olvides beber abundante agua. Hay que hidratarse por fuera y por dentro porque las quemaduras solares producen deshidratación.

¿Por qué tratar las quemaduras solares con CBD?

Cuando la piel sufre una lesión, como es el caso de una quemadura, se produce un proceso irritativo e inflamatorio que puede provocar hasta fiebre.
El CBD, gracias a su interacción con el sistema endocannabinoide, involucra al conjunto de células de la piel responsables de la curación y restauración de los tejidos. Digamos que el CBD acelera el proceso de curación de la piel quemada por el sol. Incluso, uno de los terpenos obtenidos en la extracción de la planta, el linalol, impulsa el poder cicatrizante y curativo del CBD sin dejar marcas en la piel.

Además, las propiedades antibacterianas y antibióticas del CBD permiten mantener limpia y protegida la piel ante posibles patógenos e infecciones.

Por otro lado, su conocido poder analgésico y antiinflamatorio reduce el dolor y la inflamación de la piel quemada y ayuda a controlar la temperatura corporal en casos de fiebre.

Por último destacan sus propiedades antioxidantes, a niveles tan superiores como la vitamina C, que protegen y restauran la piel del daño solar y de futuros problemas cutáneos.

Hay que destacar que las quemaduras solares no suelen sobrepasar el primer grado. Es decir, dañan la capa externa de la piel aunque en algunos casos más severos sí producen ampollas. Para casos de gravedad, consulte con su médico.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Un tatuaje es arte plasmado en la piel y para que siempre luzca perfecto requiere de un correcto mantenimiento y curación. En términos clínicos, el tatuaje no deja de ser una herida abierta que necesita los cuidados adecuados para su perfecta cicatrización.
La limpieza facial debe convertirse en tu ritual de belleza por excelencia antes de irte a la cama. Si quieres conseguir y mantener una piel sana y brillante tómate tiempo en cuidarla de la manera más natural posible: con aceite de cáñamo.

Para una mejor experiencia de usuario este sitio usa cookies propias y de terceros.
Haz click en el botón aceptar para cerrar esta ventana y continuar navegando por la web con normalidad.